Make your own free website on Tripod.com
El Merengue

saludosite1.gif

Historia del Merengue

El Merengue es un baile folklórico dominicano que se ha difundido ampliamente y que muchos consideran como el baile nacional dominicano.

Origen
Se discute aún el origen del merengue. Entre las opiniones diferentes acerca del
tema encontramos: Fué Alfonseca quien inventó el merengue (Según Flérida de Nolasco).
Su origen y aparición se pierde en las brumas del pasado (Julio Alberto Hernández).
Nació con carácter de melodía criolla tras la batalla de Talanquera donde triunfaron los dominicanos (Rafael Vidal).
Parece ser que el merengue se desprende de una música cubana llamada UPA, una de cuyas partes se llamaba merengue. La UPA pasó a Puerto Rico, de donde llegó a Santo Domingo a mediados del siglo pasado (Fradique Lizardo).
Al parecer Lizardo se acerca al meollo de la cuestión. En 1844 el merengue aún no era popular, pero ya en 1850 se puso de moda, desplazando a la Tumba. A partir de ese momento tuvo muchos detractores.
A principios de la década de 1850 se desató en los periódicos de la capital dominicana, una campaña en defensa de la Tumba y en contra del merengue que reflejaba el auge que iba adquiriendo el merengue en detrimento de la última.
Don Emilio Rodríquez Demorizi dice: "Los orígenes del merengue siguen pues, en la niebla. No parece que pueda atribuirse a origen haitiano. De haber tenido esa oscura procedencia no habría gozado de boga alguna en 1855, época de cruentas luchas contra Haití; ni los que en ese año repudiaban al merengue habrían dejado de señalar tal procedencia como suficiente motivo . Tampoco lo señaló Ulises Francisco Espaillat en sus escritos contra el merengue en 1875".
En realidad, poco se sabe en concreto acerca del origen del merengue. A mediados del siglo pasado, de 1838 a 1849, un baile llamado URPA o UPA Habanera, se paseó por el Caribe llegando a Puerto Rico donde fue bien recibido. Este baile tenía un movimiento llamado merengue que al parecer es la forma que se escogió para designar el baile y llegó a nuestro país donde ni siquiera se mencionó en los primeros años. Posteriormente fue bien acogido y hasta el coronel Alfonseca escribió piezas de la nueva música con títulos muy populares como "¡Ay, Coco!", "El sancocho", "El que no tiene dos pesos no baila", y "Huye Marcos Rojas que te coje la pelota".
La estructura musical del merengue en la forma que se puede considerar más representativa, constaba de paseo, cuerpo o merengue, y jaleo. Se le quiere atribuir a Emilio Arté erróneamente el haber agregado el paseo al merengue tal como existía en su época. Toda la música se escribe a un ritmo de 2 x 4 y existen discrepancias en cuanto al número de compases que deben constituir cada parte, pues se abusaba a veces al alargarlas "ad infinitum".
Las formas literarias que acompañan al merengue son las más comunes dentro del arte popularÑ la copla, la seguidilla, y la décima, apareciendo pareados de vez en cuando.
Desde el principio el merengue se interpretó en los instrumentos que poseía el pueblo y que les eran más fáciles de adquirir, las bandurrias dominicanas, el Tres, el Cuatro. A fines de siglo pasado hizo su entrada por el Cibao el acordeón diatónico de origen alemán que por su fácil manejo desplazó la bandurria. Por sus escasas posibilidades melódicas este instrumento limitó la música que interpretaba y así el merengue se conservó en cierta forma desvirtuado con relacion al original.
Con esta variante el merengue se adentró en la sociedad dominicana, integrándose por completo con ciertos sectores sociales desplazando inmediatamente a otras danzas que como la Tumba, por ejemplo, requerían de sus ejecutantes (bailadores) un gran esfuerzo mental y físico. Este último tenía once figuras diferentes. Es fácil de imaginarse por qué el merengue con su coreografía reducida a la más simple expresión pudiera desplazar a todos sus rivales y acaparar el fervor del pueblo.

Coreografía
La coreografia del merengue se reduce a lo siguiente: El hombre y la mujer entrelazados se desplazan lateralmente en lo que se llama "paso de la empalizada", luego pueden dar vuelta hacia derecha o izquierda. Esto constituye el verdadero "merengue de salón", en el cual las parejas no se separaban jamás. Existe también lo que se conoce con el nombre de "merengue de figura" en el cual las parejas hacían múltiples evoluciones y adornos o "floreros" como se le llamaba, pero siempre sin soltarse.
El merengue genuino y auténtico solo sobrevive en las zonas rurales. La forma tradicional del merengue ha cambiado. El paseo desapareció. El cuerpo del merengue se ha alargado un poco más y en vez de 8 a 12 compases a veces se le ponen desde 32 hasta 48. El jaleo ha sufrido la introducción de ritmos exóticos que lo han desnaturalizado.

Rechazo inicial y aceptación posterior
A pesar de su auge entre las masas populares, la clase alta no aceptó el merengue por mucho tiempo, por su vinculación con la música africana. Otra de las causas que pesaron sobre el repudio y ataques contra el merengue fueron los textos literarios que lo acompañan, generalmente subidos de tono. Por ejemplo:

Tó loj' cuero* son de Santiago
y en Santiago ello' viven bien
y por culpa de'sa maidita
santiaguero soy yo también

* En la Rep. Dominicana se le llama cuero a una mujer de poca dignidad, prostituta, inmoral.
Otras danzas dominicanas de origen negro no fueron atacadas por su carácter de danzas rituales. Esto que chocaba con la concepción religiosa de los grupos de la clase elevada. Su mismo carácter ritual hacía que su práctica se restringiera a unos pocos lugares o días al año, con un alcance o difusión entre la población muy limitado. El merengue por el contrario por su carácter de danza de regocijo se introdujo con más facilidad en los lugares de fiestas generales y por esto la reacción en contra si bien fué fuerte, fué vencida por el sabor de su ritmo.
En 1875 Ulises Francisco Espaillat inició una campaña contra el merengue que fué totalmente inútil pues ya el baile se había adueñado del Cibao donde se hizo fuerte a tal punto que se asocia hoy esta región como cuna del merengue.
A principios del presente siglo músicos cultos hicieron una gran campaña para la introducción de esta danza en los salones. Los músicos populares se unieron a esa campaña, la que encontraba siempre la resistencia que inspiraba el lenguaje vulgar de las letras que acompañaban el ritmo. Juan F. García, Juan Espínola y Julio Alberto Hernández, fueron pioneros en esa campaña. Su éxito no fue inmediato ya que a pesar de que establecieron la forma musical del merengue, no pudieron conseguir que el merengue penetrara en "la sociedad" y se considerara como una creación del pueblo dominicano aceptándola sin aspavientos.
El panorama cambió a partir de 1930, pues Rafael L. Trujillo en su campaña electoral usó varios conjuntos de "Perico Ripiao" y logro difundir el aire nuevo a zonas donde no se le conocía previamente, ayudándole mucho en esa difusión el uso de la radio recién llegada al país antes del inicio de la dictadura.
A pesar de esta gran difusión y propaganda no se aceptó de pleno el merengue en lo que se llamaba "la buena sociedad dominicana" hasta que en una familia de la "aristocracia" de Santiago, en ocasión de la celebración de una fiesta solicitaron a Luis alberti, que iba a amenizar con su orquesta, que compusiera un merengue con "letras decentes", y éste accedió. Compuso para tal ocasión el "Compadre Pedro Juan", el cual no solo gustó, sino que causó furor, llegando a convertirse en el himno de los merengues. A partir de ese momento comenzó a diseminarse el merengue. Para esto la radio prestó una ayuda generosa.
Al diseminarse el merengue por todo el ámbito nacional, produjo, como toda manifestación cultural, variantes. Estas reflejan el manejo de los elementos culturales hecho al acomodo y conveniencia de algunos.
Como fueron músicos cultos los que fijaron la forma musical del nuevo merengue, los músicos populares trataron de imitar y seguir este modelo mientras que el hombre de campo continuó tocando el merengue de la misma forma. Esto dió origen a dos formas de merengue bien diferenciadas entre sí. El merengue folklórico auténtico que aún se encuentra en los campos, y el merengue de salón. Este último es el que más se difunde y el que la gran mayoría de personas creen que es folklórico.

Variantes
Algunas de las variantes del merengue se redujeron a designar con este nombre a otro tipo de música tradicional, por simple asimilación del nombre como se ha encontrado en algunos pueblos de la República Dominicana. Pero este fenómeno ha sido poco estudiado y es difícil emitir juicios sobre las formas peculiares de estas variantes.
No sucede así con lo que se llama "pambiche" que según leyendas que puede tener visos de verdad, no es más que el nombre que recibe el jaleo del merengue desprovisto de sus otras partes y adaptado al paso lento de los marinos "yanquis" que ocupaban nuestro país y a los cuales se les hacía un poco difícil adaptarse al ritmo más rápido del merengue.
Tomado de "merengue", Enciclopedia Dominicana, Primera Edición.

La Música (extracto de Teaching Merengue) El merengue, como música (y baile), se identifica sobre todo con la República Dominicana. El gran número de Dominicanos que emigró a los Estados Unidos llevó el merengue consigo, lo que ayudó en parte a su expansión. El merengue, al igual que la salsa, es actualmente un fenómeno internacional y abarca un creciente número de países en un mundo cada vez más pequeño. Hoy día el merengue vende más que la salsa, en una proporción de más de cuatro a uno en Latinoamérica. Historia del Merengue Es comúnmente conocido que existen varios tipos de merengue solamente en la República Dominicana, y que ha habido tipos de merengue indígenas en otros países Latinoamericanos, algunos de los cuales se han extinguido. El tipo de merengue con el que estamos más familiarizados se origina en la región de El Cibao en la República Dominicana y se le conoce como Merengue Cibaeño. Algunos lo consideraban la música de las clases bajas, un poco lo que es la bachata hoy. Dos sucesos clave estimularon la importancia y aceptación del merengue por todas las clases sociales. El primero fue su papel en la conservación de la identidad cultural Dominicana desde el momento en que los Estados Unidos tomaron control de la aduana de la República Dominicana en 1905, lo que tuvo gran repercusión en el sentimiento nacional. El segundo fue la adopción del Merengue como símbolo nacional por parte del dictador Rafael Trujillo. Estos factores son en gran medida responsables de que se considere la República Dominicana como el hogar del merengue. Estructura de la música La estructura musical del merengue cibaeño tiene o bien dos o cuatro golpes por compás (tiempo 2/2 o 2/4 respectivamente), aunque actualmente este último es el más común. Hasta aquí apenas se distingue de otras muchas formas de música actuales. Lo que lo diferencia es la presencia de ciertos instrumentos tradicionales y de su papel en la estructura de cuatro golpes. El primer instrumento es un tambor con dos parches llamado tambora. Se coloca horizontalmente sobre los muslos y se toca con un palo en la mano derecha y con la mano izquierda desnuda. Además de otras funciones, la tambora es más prominente cuando se toca un redoble de tambores (llamado un redoble de tambora) de dieciséis notas entre el cuarto golpe y el primer golpe del siguiente compás. Los otros instrumentos, saxofón y acordeón, también tocan un redoble de notas similar (una sección de su papel general) que abarca los golpes dos y tres, en respuesta a la tambora. Así pues, la tambora llama y el saxofón o el acordeón responde. Nota: Solo esta representada una pequeña sección del papel de la tambora, el saxofón o el acordeón. El efecto de estas notas tocadas por la tambora, el saxofón y el acordeón, uniendo los huecos entre los golpes primarios, le da al merengue su vigor característico - Paul Austerlitz (1997). Originalmente se usaban en merengue los acordeones de una sola hilera de teclas, pero fueron reemplazados por los saxofones debido a que los acordeones eran incapaces de tocar suficientes tonos mayores. El merengue Ripiao, que es un tipo de merengue en el que domina el acordeón, volvió a ponerse de moda con la introducción de acordeones con dos hileras de teclas que no tenían las limitaciones de sus primos de una hilera. Fusilamiento La similitud en la estructura del merengue y otras formas musicales occidentales actuales hacen que sea sencillo tomar canciones de éxito prestadas de otros géneros y relanzarlas con arreglos de merengue. La palabra fusilamiento que significa disparar, asesinar, robar, plagiar, o piratear, se emplea para esta práctica, como término peyorativo. Por otra parte, también puede entenderse como que una canción ha sido encendida o mejorada como merengue. Aparte de las connotaciones que pueda implicar la palabra, no hay duda de que esta práctica ha favorecido la aceptación de las fusiones resultantes en países donde el merengue no es indígena, contribuyendo de esta manera a su popularidad e internacionalización. Merengue: El Baile (extracto de Teaching Merengue) El merengue es un baile muy accesible, principalmente porque el nivel de coordinación requerido entre brazos y piernas no es tan crucial para el principiante como por ejemplo en salsa. Este puede ser el motivo por el que el merengue es tan rápidamente aceptado en todo el mundo. Todos pueden bailar merengue de forma inmediata, ya tengan instrucción previa o no. Las mujeres en particular pueden aprender a bailarlo muy rápido siempre que se les guíe bien. Muchos profesores de baile suelen enseñar el merengue como introducción a la salsa; primero se aprende el movimiento de los brazos en merengue y más tarde se ajustan los pasos de salsa. Esto resulta injusto para el merengue, ya que los principiantes tienden a percibir el merengue como la salsa pobre de un bailarín, en lugar de considerarlo como una forma de baile rica en sí misma. Historia del baile Al observar parejas bailar merengue apreciamos dos cosas; la postura de baile deriva del Oeste de Europa y el movimiento de las caderas revela sus raíces Africanas. Aparte de esta deducción hay muy poca información disponible actualmente sobre el origen del merengue. Las parejas pueden bailar pegadas, con lo que sólo se ejecutan pasos sencillos, o separadas para poder desplegar combinaciones de giros. La tradición dice que los Dominicanos tienden a bailar separados para poder hacer alarde de sus elaborados pasos, mientras que el resto de Latinoamericanos suelen bailar más juntos. Lo que es evidente es que las combinaciones de giro que se encuentran en el merengue son muy similares a las encontradas en otras formas de baile de pareja. Sería una discusión interminable el esclarecer si los movimientos fueron tomados de otros bailes o si por el contrario otros bailes los tomaron del merengue. Lo más seguro sería sumir un caso de desarrollo paralelo; dado que la anatomía humana sólo permite que el cuerpo adopte un número limitado de posturas (de manera segura), y no lleva mucho tiempo descubrir la mayoría de ellas. Estructura básica El merengue básico se baila como caminando, se da un paso con cada golpe de la música. El grado de movimiento de las caderas varía de acuerdo con la preferencia personal. Se le considera un baile asimétrico, ya que en el paso básico, se usa la misma pierna al principio de cada nuevo compás. En la mayoría de las combinaciones de giro ambas parejas bailan el paso básico; sin embargo, algunos movimientos en particular permiten que las caderas sincronicen mejor si uno de los bailarines lleva a cabo un cambio de peso nulo, es decir, simplemente golpea el suelo con el pie sin cambio de peso, en lugar de dar un paso con él. La sincronización de las caderas normalmente corre a cargo de la persona que guía; ya que resulta más fácil que hacer que lo haga el que sigue. Dominar la sincronización de caderas (y por consiguiente los pies) da una ventaja añadida, ya que hay más combinaciones de giros en merengue que en salsa, debido a que es posible alterar la coordinación de brazos, piernas y cambio de peso en cualquier momento durante el baile. Interpretación Seguir el ritmo en el merengue es fácil ya que los golpes de la música suelen ser bastante obvios, pero el ritmo del merengue se mantiene sencillo por una razón, y es que el merengue es más que sólo dar pasos siguiendo los golpes de la música. Se trata del modo en que los bailarines se expresan con la música, y la flexibilidad del merengue favorece precisamente esto. Lo que ocurre entre los golpes de la música es simplemente igual de importante. El redoble de tambora y el correspondiente redoble de saxofón y acordeón (de Merengue: La Música) forman una parte importante en la estructura rítmica, y sirve para levantar los pies de los bailarines antes de que golpeen el suelo en los golpes 1 y 3 (llamados los golpes fuertes). Son los responsables de los dos pulsos alternativos que se aprecian en la música. El truco esta en bailar de forma que refleje la estructura rítmica, los pulsos de la música y la melodía que la recorre.

Illustration of band members; Size=240 pixels wide

fotosite1.gif

G.MANIA,BAJO LA LLUVIA

G.MANIA,COMO VAILA

GRUPO MANIA, MAGIA

GRUPO MANIA,LINDA EH

MERENGUE HIT1

A.BUENO,SI TE VAS

ROSARIO,ROMPECINTURA

H,ROSARIO,MORENA VEN

JLUIS G,LA BILIRUBINA

JARDIN, ALEX BUENO

Pronto MIDI para descargas

Quieres contactarme? enviame un e-mail a: